LETRAS TRADUCIDAS AL ESPAÑOL
PRINCIPAL | ULTIMAS | + POPULARES | VIDEOS | NOTICIAS
BUSCAR | INDICE | PEDIDOS | COLABORA | MENSAJES

 

 

Artículo sobre ASTROBOY

Astroboy: “Lo nuestro no es ni rock reventado ni populismo”. Otros Artículos
Con nuevo disco bajo el brazo y antes de compartir escenario con Los Alamos y Bicicletas en el Planetario, el cantante Martín Rivero deja ver que su grupo está creando un nuevo camino en Uruguay que de a poco se perfila a ser más transitado.

No debe ser fácil ser Astroboy. A tan solo un río de por medio, las cosas en Uruguay parecen estar bastante definidas: o se va con el gusto popular, masivo y lindero al chovinismo de La Vela Puerca y No Te Va Gustar, o se está con el punk subterráneo de Trotsky Vengarán, Motosierra y Hablan Por La Espalda. Creando un fenómeno casi geométrico, Astroboy se encuentra en las antípodas de ambas propuestas. Su música dista de ser una fusión de rock y candombe (como en el primer caso), y si bien cuenta con parte de su repertorio con un pulso acelerado, tampoco se acerca al hardcore que profesan algunos de sus coterráneos.


El interés por las canciones de la vieja escuela británica (y algo del sonido de Detroit de fines de los ’60) fue forjando de a poco el estilo propio del grupo y cada vez con mayores cambios. Su primer ep, humildemente titulado “5 Estrellas” (ya sea para calificar la calidad del disco o para referirse a la cantidad de integrantes) los mostraba intentando buscar una identidad propia entre tanta influencia, al punto de bautizar “Iggy Pop” una de sus canciones. Ya en su álbum debut, “Automática”, se los percibe como una banda con mucho más temple y al mismo tiempo una habilidad envidiable para sonar como un grupo de afuera.


Con una edición local de “Automática”, la banda se fue abriendo terreno a los empujones en la escena independiente porteña, ganando en cada visita una nueva banda amiga con quien compartir fechas de ambos lados del río.*El 2007 encuentra a Astroboy definiendo rumbos: su nuevo disco, “Big for the city”, presenta un grupo mucho más aceitado y decidido a evitar alternar idiomas para sus canciones y – al menos en este intento - , concentrarse en la lengua anglosajona.
[Letra y Traducción de In the City]

¿Cómo encara Astroboy el comienzo del 2007?
Bueno, pero para mí el año empieza en abril, mayo. Ahí ya vamos a tener el disco en la calle y vamos a tener un videoclip porque somos tan capos que tenemos una cola de directores ansiosos de trabajar con nosotros (risas). Después, Juan Schnitman (de “El amor, primera parte”) está haciendo un documental sobre Astroboy. La idea es registrar el proceso de una banda que está tratando de tener un lugar… o dejarnos como unos pelotudos. Está con todos los pormenores, como nuestra sala que se inundó el año pasado. Él tenía el guión de una película sobre una banda de rock en ficción, y todo fue derivando en un documental.

¿Cómo les resulta a ustedes cada viaje a Buenos Aires?

Es un sacrificio. Llegamos, probamos sonido, tocamos y nos vamos antes de las 0.30 porque se va el buque. Lo bueno que tiene Buenos Aires es que los shows son a las 21.30. Me acuerdo el último, que fue muy bueno para mí, en Unione. Yo estaba muy contento, tenía ganas de salir y emborracharme. Terminamos con la adrenalina pura y de ahí tuvimos que ir a Buquebus. Ese día estábamos como muy pasados, todo el viaje riéndonos. Anulamos la situación y la convertimos en una película de Peter Sellers con chistes muy absurdos.

Ustedes además hacen una especie de “intercambio cultural” con buenas bandas del under de acá…

El primer intercambio fue con Estelares. Después fue Valle de muñecas, y ya ahí teníamos muchas ganas de tocar con Manza. A través de él conocimos a los Mataplantas y nos hicimos amigos. De esas veces que vinimos a un festival vimos a Los Alamos en La Cigale y yo no podía creer lo que estaba viendo, flasheé mal. Ahí les dijimos que tenían que tocar con nosotros en Montevideo, y ahora estamos también con Norma. Los conocimos en La Plata, y me encanta lo que hacen. Son muy originales y en vivo me dan ganas de bailar con esas letras perturbadoras.

¿Cómo le resulta a Astroboy moverse en la escena uruguaya? La imagen de la escena que llega acá parece ser no muy apropiada para la propuesta de la banda, llega lo más masivo…

A nivel de gente nosotros no llevamos 10 mil personas, pero somos como la renovación de eso. Atrás nuestro vienen un montón de bandas nuevas que se dieron cuenta que lo hay que hacer es armar el grupo y tocar, punto. También hay gente que abre boliches que apuestan a eso y gente de la radio que genera espacios, pero en Uruguay todo es under. La Vela Puerca, No Te Va Gustar y esas cosas no, obvio, pero todo lo demás es under. Ocupamos un lugar como muy respetable, abrimos como una brecha ahí. Lo nuestro no es ni rock reventado y no es populismo.

Respecto al disco nuevo, además de que las canciones son en inglés, ¿qué otra particularidad creés que tiene?

Un amigo nuestro lo escuchó y dijo “parece que tienen 40 años, se conocen los temas de memoria”. No es que maduramos, sino que encaramos las canciones ya desde otro lado. Dejamos eso de que sean tan efectistas y son un poco más introspectivas y densas. Tiene una especie de desprolijidad… Es como una simpleza desprolija, si hay que ponerle nombre. En la esencia de las canciones está eso, está todo muy limpio pero se nota que hay algo más.

¿Les cuestionan el hecho de hacer canciones en inglés?

Sí, bastante. Pero ahora hay bandas que salieron después de nosotros que ya vienen con su primer disco en inglés. Eso no existía en Uruguay antes que nosotros lo hagamos. Bah, lo hacía Motosierra pero ahí sí estaba aceptado. En cambio si venías con una banda de canciones y cantabas en inglés los sellos te pedían que cambies. Varias bandas nos decían “estas canciones eran en inglés y el sello nos pidió que cambiáramos” y así terminaban teniendo letras de mierda en español.

Tal vez a la gente la desconcertaba que en un mismo disco estuvieran en ambos idiomas…

Sí, definitivamente. En parte yo tenía ganas de hacer eso porque siento que si no es muy heterogéneo y cambia mucho la forma de componer. De repente estaba el pop, pero en español salían más “divertidas” y en inglés más rocanroleras. Entonces está bueno tener algo que puedas juzgar por completo con una unidad. No un disco conceptual, sino que reconozcas la identidad del disco. Si cantás en español e inglés eso se pierde y termina siendo un compilado de canciones en vez de un disco.


A ustedes se les busca mucho el lado más visible de sus influencias. ¿Les molesta?
Para nada, me hago cargo. De pendejo me castigué con el britpop y ahora me sigue gustando. Si me comparan con las cosas que me gustan, está todo bien, de ahí vengo. Lo que pasa es que a veces te lo dicen de una manera peyorativa porque allá no les gusta el britpop. A mí me gustan las canciones de tres minutos, no Dead Kennedys. Bah, me gusta pero no puedo escuchar solo eso, me aburro. Necesito canciones más “arriba”.

¿Qué fue lo más gratificante que encontraron con Astroboy, ya sea críticas o devoluciones?

Y, lo más gratificante fue tocar con Los Mockers. Mi mamá conocía a uno de ellos, que era el compositor principal y ahora toca en España con El Gabinete del Dr Caligari. Tocar con ellos fue impresionante, fue como que nos pasaron la antorcha.

¿Y hasta ese momento veías alguna banda uruguaya que pudiera continuar el legado de ellos?

Ni a palos, para mí era algo que se había perdido. Había un par de bandas, pero tocaban y no pasaba nada. También estuvo bueno con el surgimiento de eso del “rock nacional uruguayo” que hizo que se le prestara atención al género. También tiene su lado malo, porque se cuela mucha cosa que es una cagada, como que terminan gustando cosas por ser uruguayas. A mí no me gusta algo porque sea uruguayo, si no porque sea bueno y no importa que sea de Uruguay, China, Francia, Perú o Argentina.

Viniendo de afuera, ¿cómo ven la escena de Buenos Aires?

Yo creo que acá no hay otra banda como Astroboy. Hay distintas y muy buenas, pero no hay alguna que haga lo que nosotros hacemos, con elementos del under y al mismo tiempo es muy radiable. A mí me encantan los hits, me encantaría ser el número uno de los charts. En Montevideo estuvimos primeros en los charts de una disquería, pero ese ranking es medio bolazo (risas). Bowie, los Beatles o los Stones no podrían haber sido lo que fueron sino gracias a los hits. Hay un problema latinoamericano con eso.

¿Te gustan hits de bandas que por ahí no son de tu predilección?

Con Miranda me pasó mucho eso. No es una música que me guste, pero reconozco que son hits y están re bien hechos. No tengo discos de ellos, pero entiendo por qué pasa eso con su música. La última sensación que tuve así de hit impresionante fue con “Dark of the matinee” de Franz Ferdinand. Yo no podía creer lo que habían hecho esos tipos, se me clavó en medio de una neurona, es impresionante. Me gustaba por todos lados, y eso es un hit sin remedio.


¿Creés que van por ese camino?
Para mí sí, de a poco aportando clásicos. Igual creo que falta para hacer una gran canción. Tenemos algunas con ese destino en el primer EP, como “Mi reserva”, que es como un himno a la juventud, al spleen. “Iggy pop” es muy buena, la escuché hace poco y yo no podía creer lo buena que estaba y cómo sonaba. Del cd “Automática” pueden ser “Good times” [Letra y Traducción], que tiene unas melodías muy buenas, y “El gran escape” [Letra]. En el disco nuevo las canciones respiran de una forma más tranquila. Hay más aire dentro de ellas y entre una y otra, tipo “la canción está por terminar pero ahora vamos a alargar este acorde y vamos a meter una parte instrumental”. Es como con The Strokes, que con este tercer disco encontraron un camino nuevo, pero al mismo tiempo los escuchás y reconocés que son ellos realmente.

Tomando el nombre del disco, ¿Se sienten demasiado grandes para la ciudad?

No es eso, sino que la ciudad ES muy chica y terminás siendo vos más grande. Es muy pueblo, todos te conocen y hablan de vos, no hay necesidad de crear un círculo porque ya está hecho. No tenés donde ir y terminás buscando alternativas por tu cuenta para hacer cosas. Pero llega el sábado y pensás “para qué voy a ir a este lugar a ver a los mismos de siempre”. Me encanta Montevideo, pero tengo ganas de viajar, conocer otras cosas y competir con otras bandas que yo crea están en la misma que nosotros. Creo que en Europa sería. Me gustaría estar en un festival de verdad con todas esas bandas, algo que ninguna banda latinoamericana haya hecho antes. Muchas veces pasa en Uruguay que alguna banda saca un disco y no pasa nada. ¿Vos cuántas bandas conocés? Mirá Buenos Muchachos, por ejemplo. Tienen como 20 años de carrera, pero nunca vas a ver una nota acá de ellos, o que vengan a tocar. Son grupos muy regionales. Vos sacás a El Bordo de Argentina y no funciona en ningún otro lado. Eso me embola, para eso prefiero no hacer nada. Quiero viajar, conocer a los de verdad, como a McCartney antes de que se muera.

Autor: vuenozairez.com


Entrevistas »
Astroboy: “Lo nuestro no es ni rock reventado ni populismo”.



Ver Biografía
Ir a Perfil de ASTROBOY

 

Búsqueda de Canciones:


Busca por el Nombre del Artista y/o Título de la Canción
y/o Traducción de la misma y/o una parte de la letra.

f

Indice Alfabético: #

PRINCIPAL | ULTIMAS | + POPULARES | VIDEOS | BUSCAR | INDICE | PEDIDOS | COLABORA

Todas las letras son propiedad intelectual de sus autores. El contenido del sitio es meramente informativo
(c) Copyright 2006 | Todos los derechos registrados |
Letras4U.com Letras traducidas
- Una web de Ballnavgroup